El ensamblaje de la pieza se logra incorporando robótica y un sistema de cámara al final del brazo que confirma que todos los componentes están instalados correctamente. Las máquinas independientes están diseñadas para una instalación mínima del operador y una productividad máxima.